Edificio industrial Solera

Paterna, Valencia. 2008

Solera SA es una empresa fabricante de pequeño material eléctrico mediante inyección de plástico que necesitaba ampliar sus instalaciones en un terreno anexo a sus oficinas y nave de producción de 8.000 m2. El concepto de partida establecido por Webb Yates de Londres junto con FOA+U fue la reducción del peso de la estructura de manera que se optimizara su diseño adquiriendo protagonismo en el edificio.

El cuerpo central del edificio está formado por 8 crujías de 7,90 m de anchura. Consta de dos plantas con una altura entre forjados de 12,00 m. La planta baja está a cota ±0,00 (+0,70 con respecto a la calle). La planta alta, tiene una altura libre de 4,75 m y recibe luz natural a través de 8 lucernarios integrados en los pórticos. Se accede por tres portones en la fachada sureste y uno en la noroeste. Una pasarela metálica de 2,50 m de anchura recorre la nave longitudinalmente.

La zona de oficinas tiene acceso desde esta pasarela o bien por una escalera interior. La parcela se urbaniza creando una plaza de acceso elevada 70 cm respecto de la calle calle, bajo la cual está el aparcamiento subterráneo. Esta plaza está pavimentada con ladrillo macizo de color rojo e incluye alcorques para plantar árboles que creen una barrera visual con respecto a la calle Villa de Madrid.

El peso total del acero empleado se redujo aproximadamente un 30% respecto a un diseño convencional, haciendo que la estructura fuera altamente eficaz y relativamente ligera para las cargas y luces aplicadas. Al mismo tiempo se redujo la cantidad de hormigón empleado y el tamaño de las cimentaciones. El hecho de que la estructura fuera prefabricada en un alto porcentaje y montada in-situ contribuyó a la disminución de la huella de carbono y a que el coste fuera inferior al de una estructura de las mismas características.