Viviendas unifamiliares

La Pobla de Vallbona, Valencia 2005

El conjunto está formado por dos viviendas pareadas de 160 m² y una aislada de 190 m² de una sola planta. Son el resultado del estudio de un prototipo de vivienda sostenible basada en el empleo del bloque de termoarcilla como único sistema estructural y un control exhaustivo de los costes empleando materiales alta calidad.

Las características arquitectónicas de las viviendas desarrollan la tradición mediterránea de espacios claramente diferenciados por el efecto de la luz y la sombra, así como la articulación de volúmenes de distinta altura, color y uso. Las viviendas se desarrollan en torno a dos patios, abiertos o cerrados que inundan de luz natural el núcleo de la casa, limitando las circulaciones a una serie de transiciones ininterrumpidas de un espacio a otro. El paisaje circundante se hace presente en el interior de la casa con aperturas controladas que permiten reforzar la idea del Lugar como generador de identidad.