Reforma vivienda

Londres, UK. 2007

Coleherne Court es un conjunto residencial de principios del siglo XX construido con el clásico ladrillo rojo londinense. Cuenta con un gran jardín privado en el interior, en la tradición de los jardines románticos ingleses, siendo uno de los conjuntos mayores y mejor conservados de Kensington. El apartamento, con una superficie de 164 m², está en el primer piso y toda la zona noble presenta fachada al jardín, pese a lo cual la luz natural apenas traspasa al interior de la vivienda, debido a la excesiva compartimentación de los espacios, a los que se accede desde un espacio central de distribución, manifiestamente desaprovechado.

La idea principal inspiradora de la intervención consiste en la transformación del distribuidor en el verdadero centro de la casa, abriéndolo al jardín a través de los espacios de relación que se agrupan, aumentando su tamaño. La luz natural, tantas veces escasa en Londres, inunda la casa mediante la apertura de grandes huecos, creando al mismo tiempo interesantes conexiones visuales. La intervención ha requerido la actuación sobre la estructura portante formada con muros de carga de ladrillo macizo, abriendo huecos o eliminando paredes. Se ha sustituido todo el entablado de madera de la estructura de los forjados, para adaptarlo a la normativa acústica, incorporando nuevo aislamiento bajo la nueva tarima de madera.